A pesar de emergencia mundial, transformación digital del Estado seguirá esperando

Da acuerdo al calendario establecido en la respectiva ley, Chile tendrá totalmente vigente la ley de transformación digital del Estado en mayo de 2021, a pesar de que la emergencia sanitaria mundial ha forzado la incorporación del trabajo a distancia o teletrabajo, el aumento en el uso de los medios electrónicos de pago y la adopción de medios digitales en los trámites ante empresas y las propias instituciones del Estado.

Así se deduce de la revisión de la ley 21.180, que establece la tramitación digital de los actos administrativos del Estado, publicada el 11 de noviembre de 2019, pero que sólo entrará en vigencia 180 días después de que se publique el último de sus reglamentos, plazo para lo cual se ha asignado un año, contado desde la fecha de su publicación.

"Dados los plazos comprometidos, a menos que las autoridades involucradas sean más diligentes en la elaboración de los respectivos reglamentos a los que se refiere el artículo 4 de la mencionada ley, la norma entrará en plena vigencia sólo desde mayo del 2021, cuestión que no parece óptimo dada la actual emergencia sanitaria", señala el director de Estudio Ciudadano, Alejandro Pujá Campos.

Sin embargo, aparte de la coyuntura, la transformación digital del Estado tiene efectos positivos permanentes que la sociedad actual demanda. Basta pensar en el cuantioso gasto de los organismos públicos en papel, impresión y mantención de impresoras, para producir decenas de miles de documentos diariamente. Súmese a ello los millones de viajes que realizan las personas para ir a las diversas reparticiones públicas, a hacer trámites en forma presencial ya que en muchos casos aun no es posible hacerlo en forma electrónica. Esos viajes representan un gasto económico y una importante huella de carbono, especialmente contaminación ambiental

"Claro que también hay un porcentaje importante de responsabilidad de los usuarios, pues son varias las reparticiones, como el Servicio de  Impuestos Internos o el Servicio de Registro Civil e Identificación, que llevan la delantera en digitalización de sus servicios, pero la desinformación y hasta flojera de los usuarios, que no obtienen ni activan la Clave Única del Estado, los obliga a hacer largas filas para solicitar documentos y hacer trámites que, perfectamente, se hacen hoy a distancia, incluso desde un teléfono", agrega Pujá.

No obstante todo lo anterior, desde Estudio Ciudadano dejamos información disponible sobre la ley de transformación del Estado para que la ciudadanía la conozca y exija su pronta aplicación.


Imprimir   Correo electrónico