Multan a influencer Roxana Muñoz por promover peligroso ayuno de 21 días

Una multa de más de veinte millones de pesos impuso la Secretaría Regional Metropolitana de Salud, SEREMI de Salud, a la influencer y modelo Roxana Muñoz por promover "en sus redes sociales un ayuno de veintiún días, consistentes en ingerir únicamente agua, afirmando que esta actividad sería curativa y restablecedora de su salud, supuestamente deteriorada", según señala la resolución exenta número 72, emitida el 21 de enero de 2021, que resolvió el sumario sanitario número 2574/2020.

Plantea la resolución que la "denunciada cuenta con una audiencia de más de 160.000 personas en redes sociales" y exposición en medios nacionales en que exhibió su figura "para mostrar el desarrollo del ayuno supuestamente sanador y/o curativo".

Agrega "Que, la denunciada efectivamente promovió su marca personal, logrando pasar de una audiencia aproximada de 4.000 personas, a una de 353.761 personas, al 01 de Agosto de 2020. Promoviendo un "ayuno" denominado "water fasting" que estaría "supervisado" por un gurú que no es profesional de la salud, todo asociado a un estilo de vida... y además, señalando "motivos" que son enfermedades, de las que se curaría gracias a este método".

Con estos y demás argumentos, la SEREMI de Salud Metropolitana concluye que se trata de una orientación que no se encuentra basada en la evidencia científica, que no cuenta con un proceso ético, pues a Muñoz sólo le importaba la retribución monetaria.

Recordemos que este sumario sanitario fue provocado por la denuncia que hizo el Colegio de Nutricionistas que se manifestó públicamente preocupado por la gran difusión que tuvo el ayuno de Roxana Muñoz.

Este caso motivó a Estudio Ciudadano a realizar un programa especial dedicado a los hábitos alimenticios y la vida sana que se tituló Dietas de influencers: peligro en línea, emitido el 5 de noviembre de 2020.

Tratándose de una multa administrativa, la sancionada puede reclamar de ella ante la misma SEREMI de Salud Metropolitana o recurriendo ante la Corte de Apelaciones de Santiago, la que revisaría la legalidad y pertinencia de la sanción.


Imprimir   Correo electrónico